Un grito en el silencio

Muchas veces se intenta decir cosas sin lograr que se entiendan, es por ello que alguna vez hace mucho me inculcaron que debía mantener la calma, ser paciente y volver a intentarlo. Hasta ahora todos me han conocido casi como una isla de paz, es decir, muy pocas personas me han visto enojado o perder la cabeza, pero cuando sucede puedo realmente perder la definición de los límites. Ultimamente me he encontrado luchando contra el peor de mis enemigos, mi alter ego (mi otro yo), ese que está ahí que es igual a mi, aunque a la vez es tan diferente... a veces pienso que solo uno de los dos tiene que sobrevivir y me da miedo descubrir cual de los dos será el que quede, o quizá una extraña amalgama de los dos. Por lo pronto, me mantendré como he estado hasta ahora, es decir... viviendo lo que hay como se puede y cuando se puede, buscando simplemente estar en paz sin dañar nada ni a nadie.