Amigos con derechos, vaciles y mucho más (aka) Revuelos y wadillas

El domingo anterior, mientras leía el especial dominical del periódico me encontré con un artículo bastante peculiar, hablando de las fugaces y perecibles relaciones de los jóvenes hoy en día. El proceso tal y como lo describían es bastante simple, salir una noche, gustarse y enrrollarse o "vacilar", terminando en besos y caricias atrevidas o sino en sexo. Yo aún me considero parte de los jóvenes (apenas tengo 23 añitos) y me parecían impresionantes las historias que contaban; no digo que yo sea un santurrón, un angelito ni mucho menos, pero aún así me parece increible la facilidad con la que se pueden despojar de todo sentimiento y simplemente entregarse al desenfreno. Soy sincero diciendo que yo también lo he hecho, me he entregado al frenesí del momento, pero al final lo único que queda es la sensación de vacío, la satisfacción corporal pronto se evapora y queda sólo el recuerdo, la persona y quizá un número de teléfono. La duda en mi cabeza es, ¿es acaso esto evolución o involución? ¿es liberación o libertinaje? Pues bue, mientras trato de averiguarlo tocará seguir viviendo, diciendo simplemente, lo que venga brother, lo que venga ;)