Cambio un arma por una flor

Hace unos días en mi ciudadela hubo un lío porque descubrieron que el jardinero (quien era el encargado de cobrar las alícuotas) se estaba pasando de vivo y estuvo viendole la cara a un montón de gente, apropiandose del trabajo ajeno y de paso andaba de vago, hasta andaba revoleando a las empleadas de acá.. ja ja ja... pero buee..

El hecho es que fue despedido de forma inmediata. Al quedar vacante el puesto, se nombró a su antigüo asistente como el nuevo encargado, pero aún hacía falta alguien más que se encargue del cuidado diario de las plantas y jardines... No sé de quién nació la idea, pero le propusieron a uno de los guardias de la ciudadela que se convirtiera en el reemplazo, me sorprendió verlo con una amplia sonrisa, sin su usual uniforme, con una tijera y un spray donde antes estaban una radio y una pistola. El tipo es una persona tranquila y amable, así que me acerqué a saludarlo y preguntarle qué había sucedido, fue entonces que me enteré de todo el embrollo...

Ignorante del porqué se me ocurrió preguntar, cómo así aceptó el cambio de trabajo, pasar de un trabajo de hombre "duro" al cuidado de las delicadas plantas. La respuesta fue simple, pero contundente... Gano lo mismo, duermo bien, estoy más tranquilo y le puedo decir a mi hijo que ya no debe tener miedo de que su papi un día no regrese...

Pocas veces se piensa en que aquella seguridad que nosotros damos por sentada se consigue a base del sacrificio de otras personas que apenas si sueñan con ella... Y cuán poco lo valoramos, digo entonces, porqué no mejor hacemos lo mismo y cambiamos todos nuestras armas y las convertimos en flores... Si he de poner el pecho para defender a alguien, que sea por amor y no por necesidad.. Y tú? Por quien serías capaz de poner el pecho?

Etiquetas: