Snif snif, nuestra ya olvidada moneda, bueno, la que un día fue, pensar que con todo lo que tengo en ese escritorio ahora no llega a ser ni siquiera un dólar :S