La amistad y nuestros recuerdos de la infancia

Hoy he tenido el viaje más largo de mi vida, no por la distancia, sino por el recorrido... Luego de mucho tiempo sin vernos me reuní con Christian, mi amigo de la niñez, nos conocemos desde que teníamos 9 años de edad, en aquella época nos dedicabamos a crear nuestras historias, a vivir de las cosas sencillas que nos hacían reír, recordamos desde las veces que nos peleabamos hasta cuando me acompañaba a pagar las cuotas de mi bicicleta, que yo como buen testarudo dije que me la compraría con mi propio dinero, sin pedirle a nadie (aunque lo sacaba de lo que no me gastaba en la escuela y de los periódicos que iba a vender al centro de reciclaje..)
Una de las principales razones por las que comenzó toda esta charla fue debido a un grato hallazgo, bueno, varios... Primero un video que grabamos cuando teníamos 10 u 11 años, en el cual hicimos nuestra propia película de terror (si la logro sacar del VHS la cuelgo por acá) ... Y luego, una vara de madera que encontré en algún viaje y decidí limarla, luego Christian se encargó de pulirla y barnizarla.... 12 años después aún existe y no sólo eso, aún tiene nuestras iniciales, con la fecha de nacimiento de cada uno de nosotros...

Cuando escribimos nuestras iniciales en esta vara nunca creímos que sobreviviera durante tanto tiempo, tan sólo éramos unos niños que soñabamos con los inventos que ibamos a crear y cómo iba a ser nuestro mundo futurista.

Aún recuerdo que soñaba con tener una gran empresa en donde todos estaríamos juntos y haríamos aparatos como salidos de los supersónicos.... Pues parte de ese sueño aún estoy peleándolo, la empresa ya está, falta que sea grande y que inventemos cosas locas... ja ja ja

De aquellos niños queda aún el espíritu, las ganas de seguir soñando, aún cuando el cuerpo ya no sea el mismo, las circunstancias tampoco nos permitan hacer las mismas cosas que veíamos en nuestro mundo, pero a pesar de todo seguimos creyendo y más que nada, seguimos siendo los mismos, aunque con muchas lecciones aprendidas en el camino de la vida, pero continuando nuestra pelea por convertir nuestras ilusiones y sueños en realidades.

Etiquetas: , ,