¿Todos tenemos un precio?

Leía el periódico por la mañana y encontré una peculiar nota sobre cómo se había sobornado a algunos diputados para conseguir la firma del tratado de paz entre Ecuador y Perú durante el conflicto de Tiwinza, yo sé que hay diferentes opiniones sobre si esto fue bueno o malo, es mi humilde opinión que fue bueno porque evitó que se siga derramando sangre. De vuelta al tema, pensaba en como era posible que se considerara que todos nosotros tenemos un precio, que por algo a cambio seríamos capaces de hacer cualquier cosa... De golpe pensé que no era cierto, que no todos tenemos un precio, que podemos mantener nuestra forma de pensar y seguir siendo libres sin tener que restringir nuestro accionar a lo que alguien más quisiera. Continué ojeando el periódico (de atrás hacia adelante como es mi costumbre :P ) y me encontré con una nota sobre la que ha sido calificada como la foto que ganó un premio (sorry, mi memoria no es tan buena para recordar el nombre del premio y me da pereza buscar el periódico de nuevo :P) . En la fotografía se ve a una mujer llorando junto al cuerpo de un familiar, víctima del ya famoso Tsunami que arrasó con Asia. En este momento mi subconsciente me dio una buena bofetada y recordé a las personas que quiero, mi familia y amigos, si a esto le sumamos la violencia... Resultado de la ecuación, mi precio... No sé que pasaría si algún día alguien toca mi puerta y me dice, firmas esto o se mueren todos o algo por el estilo, sé que han habido mártires que han sacrificado todo por lo que creían o por su país, yo no creo ser lo suficientemente fuerte como para soportar algo de ese estilo. Entonces, si todos tenemos precio, ¿cuál es el límite para las cosas? Hasta donde es permisible dejar que alguien te compre. A veces lo haces por temor, otras veces por alcanzar tus sueños, pero y los que están en medio? Aquellos que tienen que renunciar a sus propios anhelos para que se cumplan los de los demás... ¿Y para ti? ¿Cuál es tu precio?