Strength of a Woman

Esta vez quiero hablar de las mujeres, pero no de las que nos quitan el aliento al caminar, ni de las que muestran cada una de las delicadas líneas de su cuerpo, sino de las que están siempre detrás de nosotros, de aquellas que no les importa sacrificar todo por nosotros sin esperar nada a cambio, apenas un sencillo te quiero.

Suena un poco cursi, pero realmente me puse a pensar sobre ello durante este fin de semana... Luego de pasar algunas horas conversando con mi mamá y luego con la mamá de mi enamorada se cruzaron un montón de imágenes por mi cabeza, especialmente luego de escuchar cómo sacó fuerzas y valentía para poder salvar a su hija de lo que pudo haber sido su fin.

Mientras escuchaba la historia estaba un poco aterrado imaginándome la sangre y la impresión al ver a su hija en riesgo (la historia completa no la cuento porque le quitaría el derecho a Nita- :P) Algunas de las cosas que pensé fueron: sería yo capaz de soportar ver a una hija corriendo tal peligro y permanecer calmado, sin volverme loco... apenas escuchaba la historia estaba aterrado... y eso que no tengo hijos, pero el sólo pensar en mis hermanos, en la situación, me congelaba, me quería inclusive hacer llorar de imaginarme en la situación de su padre, realmente se me partiría el alma.

Apenas si podría ingresar a la clínica sin perder el sentido creo yo. Luego recordé lo cercano que soy con mi mamá, a pesar de ya no vivir juntos ella sigue siendo mi mejor amiga, la mujer que sabe cada uno de mis secretos, mis logros, mis estupideces y mis alegrías... Inclusive cuando tuve aquel accidente en el que luego pensé en lo cerca que estuve de desaparecer, cuantos sacrificios ha hecho por mi y mis hermanos...

Algo que a veces ha sido una bendición para mi por momentos se vuelve una maldición, mi imaginación es altamente activa, apenas escucho una idea la visualizo en mi cabeza y toma forma... Ha sido una bendición porque es lo que me permite solucionar problemas fácilmente, pero es una maldición cuando se refiere a escuchar historias dolorosas (porque se vuelven vívidas en mi cabeza) y porque me adelanto a lo que puede pasar, verme a mi mismo sin esta mujer que me enseñó a ser feliz, a ser fuerte, a querer.... Cómicamente inclusive me enseñó a beber ( no lo malinterpreten, pero alguna vez como todo jovencito queríamos pegarnos nuestra primera borrachera con unos amigos.... y mi madre dijo que si me iba a emborrachar prefería que sea con ella antes que en un lugar desconocido y corriendo peligro... ja ja ja... pues terminamos copados de tequila con mis 2 amigos y mi mamá... claro que al día siguiente creo que nos arrepentimos ambos, mi mamá y yo.... ja ja ja).

Hummm... creo que este post se ha extendido demasiado, pero si quisiera seguir hablando de lo que estas mujeres de hierro significan, aquellas que a veces inclusive se niegan a sí mismas sólo por nosotros, si así fuera pasaría horas de horas haciéndolo.... El único mensaje que quiero dejar es... Gracias por ser tú... mamá... por darme la oportunidad de dejar mi pequeña marca en este mundo.

PD: A quien no le haya gustado, pues simplemente como en la tele, cambia de canal y listo... eso no me quita la libertad de expresarme... ja ja ja... Y no, no es porque falta poco para el día de las madres :P

Etiquetas: ,