Ex Umbra Ut Lumen

"Desde la sombra a la luz" Luego de haber pasado 10 años viendo la vida a través de un cristal decidí realizar un cambio, había estado acostumbrado a usar los anteojos desde que tenía 15, ya me parecía lo más común del mundo, inclusive cuando se torcía alguna parte del armazón ya estaba acostumbrado a las "soluciones" temporales para salir al paso. Tomó un poco de tiempo tomar la decisión de operarme para realizar la corrección en mis ojos, principalmente porque en la autorización que necesitaba firmar para entrar al quirófano se decía claramente que al firmar ese papel estaba de acuerdo con que como toda operación las cosas pueden salir mal, en cuyo caso al no ser una operación "de vida o muerte" los médicos se libraban de cualquier mal. Además de esto se me notificó que luego de los exámenes se descubrió que mi córnea era más delgada de lo normal, por lo cual se necesitaría una técnica especial para lograr salvar la mayor parte de tejido. A pesar de todo decidí lanzarme al ruedo, principalmente por 2 razones, una porque luego de 10 años y con el avance gradual de la disminución de visión, ya estaba cansado de tener que levantarme en la mañana y buscar los anteojos antes de hacer cualquier cosa, o andar como loco hasta recordar dónde los había dejado (tomando en cuenta lo despistado que soy :P ). Además está la experiencia de las miles de personas que se han realizado la misma operación en base a la cirugía laser. El método estándar es Lasik, en mi caso la técnica aplicada fue PRK (Photorefractive keratectomy), por lo cual la recuperación fue mucho más lenta y dolorosa, en la operación Lasik una persona puede volver a sus actividades al día siguiente con la protección de gafas especiales... En mi caso pasé 5 días sin poder ver con protectores especiales para dormir y echado en una cama :S La experiencia fue una mezcla de sensaciones, desde paz y descanso, hasta desesperación e impotencia. Poder escuchar movimiento a tu alrededor y no saber qué pasa, tener ganas de hacer cosas por tu propia cuenta y encontrarte con que no puedes dar pie con bola sin golpear algo o a alguien. Parte de la experiencia también fue pasar el período más largo de tiempo desde hace mucho tiempo en mi casa escuchando música, la solución que encontré y que utilicé con un poco de ayuda fue conectar un joystick a la computadora y configurar los botones para poder cambiar de canción, subir y bajar de volumen y poner pausa. Era mi única forma de mantenerme entretenido y despejando la mente. Debido a la técnica aplicada aún tengo un ciertas molestias aleatorias y que probablemente estén apareciendo durante los próximos 6 meses. A pesar de todo el resultado fue satisfactorio.
La siguiente etapa: redescubrir el mundo a través de mis propios ojos.
Suena raro puesto en esos términos, pero es la verdad, no es lo mismo hasta ver tus propias manos sin tener una pared de cristal en el medio. Reconocer las formas que parecían tan comunes ahora con una tonalidad diferente, con texturas que se pueden distinguir de manera mucho más real. Es como haber entrado finalmente a esa tienda donde estaban muchas cosas que querías y tan sólo te habías limitado a verlas detrás de la vitrina. Keywords: , ,