¿Un clavo saca a otro clavo?

Desde películas, revistas, desconocidos hasta conocidos y amigos. Muchas veces he escuchado esa teoría de poder reemplazar a una persona con otra luego de un rompimiento o decepción amorosa. La verdad es que con el devenir del tiempo he entendido a qué se refieren, pero no lo comparto para nada. Cuando se ha terminado una relación por X o Y razón, el buscar de forma inmediata un "reemplazo" para la persona se vuelve el camino más sencillo. ¿Por qué? Simple, no es necesario tener un proceso de transición, simplemente cambiamos a la persona que recibe nuestra atención, afecto y planes. He visto casos de personas que están tan acostumbrados a mantener cierto ritmo que hasta me han confesado en la cara que simplemente no toleran la idea de estar solos, necesitan "engancharse" con alguien. Para poder ser pareja y compartir con alguien tenemos que aprender primero a ser individuos, a estar completos sin depender de alguien más, de esa forma el momento que estemos junto a alguien más podremos enriquecernos mutuamente y no sólo depender de lo que esa otra persona nos entregue. Otra consideración es que de cierta forma no estaríamos siendo sinceros con la nueva persona, pues nos aprovechamos de ella para "cubrir" un hueco y los sentimientos no son 100% sinceros. Quizá y esa persona termina siendo justo a quien necesitábamos, pero es apenas una posibilidad y mientras tanto estamos jugando con sus sentimientos. En fin, creo que lo más importante es respetarnos y respetar a la otra persona, pensando en lo que realmente queremos y no simplemente tratando de cubrir esa necesidad de afecto o compañía. No niego que existe la posibilidad de que resulte, pero es un riesgo grande con posibilidad de que al final ambos resulten mal parados.

Etiquetas: , ,