Genialidad en menos...

El boom de la semana ha sido (y quizá lo sea por el mes) el Google Chrome, que para quien no lo sepa (aunque lo dudo), es el nuevo navegador de internet hecho por Google. Ahora eso no es lo que yo llamaría una idea genial, es simpático y útil, pero nada del otro mundo, de hecho se puede lograr lo mismo con el Firefox y unos cuantos plugins, bueno y lo de la separación de procesos... Lo que sí me llama la atención es que una de las "características" más fuertes de Google y sus servicios siempre ha sido el minimalismo, es decir, en lugar de llenar las aplicaciones de un sinnúmero de cosas, hace lo contrario, deja apenas lo necesario para que funcione, internamente entregan todo lo necesario, pero no confunden al usuario... y eso genera excelentes resultados. En general es una tendencia que lleva mucho tiempo en distintas áreas, desde el diseño de interiores, pasando por el diseño industrial hasta el diseño de software. En lugar de complicarnos la vida, mantenernos con lo limpio, sencillo y funcional. Lamentablemente en el ámbito del desarrollo de software no muchos han seguido esa tendencia, sé que las necesidades muchas veces limitan las posibilidades de simplificar, pero igual aún me encuentro con aplicaciones que están llenas de botones, colores chillones y con un paisaje de fondo :S O sino me encuentro con los casos en los que creen que el usuario es un estúpido y lo llenan de cosas inservibles, alertas y notificaciones. Cuando lo único que quiere es UTILIDAD, poder utilizar el software y obtener exactamente lo que quiere, nada más. En resumen, no hay que inventar cohetes a la luna, sino hacer que las cosas funcionen y se entiendan sin necesidad de mensajes ocultos.

Etiquetas: ,