Recuerdos, regreso a la inocencia y música en la sangre...

Estas últimas semanas he estado haciendo un viaje en el tiempo y sin haberlo planificado, desde volver a pasar muchísimo tiempo con mi mejor amigo del colegio hasta volver a hacer cosas que prácticamente ya tenía olvidadas. De repente me volví a sentir como si el tiempo no hubiera pasado, como si la única preocupación tendría que ser el pensar en qué vamos a hacer el fin de semana.

Coincidentemente este fin de semana tuve la oportunidad de conocer al Capitán Memo, se presentó junto a mis hermanos en el Auditorio del Banco Central... Algunos dirán y ese quién demonios es? Si tuvieron infancia en los ochentas, entonces lo recordarán. Aunque él no aparecía directamente, era su trabajo el que se podía escuchar cada vez que estábamos sentados frente a la tele viendo nuestros dibujos animados favoritos. Él hizo las versiones hispanas de las canciones de las series animadas que más conocimos, entre ellas:

Si hoy en día escuchan esas canciones una tras otra, se darán cuenta de que es la misma voz, bueno, excepto en las que canta una mujer, ya que el capitán no sólo canta sino que también compone y esos son los casos en los que él no pone su propia voz.

Esto me llevó a traer muchos recuerdos de vuelta, en la infancia siempre que me preguntaban qué quería ser de grande, nunca les respondía nada porque no sabía qué decir. No pensaba en una profesión ni nada parecido, lo único que pasaba por mi cabeza era a lo mucho pensar en ser un super héroe y que podría salvar a todo el mundo. Hoy en día que ya soy un profesional para los únicos que quiero ser un héroe es para mi familia y las personas que amo. No soy a prueba de balas, ni puedo saltar un edificio, pero sí puedo estar siempre cerca, no abandonarlos y dar lo mejor de mi.

Suena un poco sentimental eso, pero debo aceptar que desde inicios de este año casi me he visto forzado a dejar ese lado salir, siempre he sido obstinado con mi independencia, mi responsabilidad y mis objetivos, lo cual muchas veces hacía que las personas tuvieran la idea de que soy insensible, sólo quienes realmente me conocen a profundidad saben que eso está muy alejado de la verdad.

Ahora, qué tiene que ver todo esto con el título del post? Que recordando cada canción, de repente sentí tan lejos esos recuerdos, volví a ver imágenes de mi mismo en esos momentos en los que todo era sencillo, amistades que aunque no se han perdido están lejos o en algún lugar recóndito del mundo, situaciones y una época en la que no tenía que dudar sobre en quien confiaba.

Y con respecto a la música en la sangre, toda mi vida ha estado marcada de alguna forma por la música, en mi familia todos mis hermanos tocamos algún instrumento y últimamente mis ganas de volver a tocar se han disparado, creo que puede ser que he ido a muchas presentaciones musicales últimamente y ver a la gente en el escenario, escuchar cada nota ha puesto a saltar esas ganas de tocar en mí. Así que he decidido aprender a tocar un nuevo instrumento :P ¿Cuál será? Aún tengo un par de opciones, pero prefiero que sea una sorpresa, ya comentaré y haré la invitación para compartir un rato :P

Y para los que se acuerdan de cotorrín, Rufino y Guamaso!!

Todos quieren irse con la máquina,
volverá hacia atrás,
y podrán ver todo lo que sucedió
en la máquina del tiempo.

Etiquetas: , ,