¡Ayudando al enemigo y siendo herido en el intento!

Realmente el título es una exageración de lo que pasó, pero me puso a pensar de cualquier manera, además asumo que llamó la atención de más de un@ :P

Desde que entré al colegio recuerdo haber escuchado la historia sobre la rivalidad entre 2 colegios, el Cristóbal Colón (el mío) y el San José La Salle... Aunque no llegamos a la violencia extrema ni nada por el estilo vi más de una pelea bajo el pretexto de dicha rivalidad, inclusive alguna vez vi a uno de mis profesores enfrentarse a un profesor de ese colegio por defendernos (la verdad es que el tarado del profesor del la Salle le pegó a uno de mis compañeros).

Nunca entendí la razón, por más que pregunté cuándo o de dónde salió la rivalidad, nunca me supieron dar una explicación, lo más cercano fue una riña entre un grupo de chicos de ambos colegios en la época en la que mi papá era estudiante. Sin embargo se convirtió casi en una tradición y eso tomando en cuenta que ambos colegios son salesianos, lo que es equivalente a decir que somos colegios hermanos.

En lo que he tenido de vida he conocido a pocos Lasallanos, de los cuales sólo un par me cayeron bien, entre esos Correita.. ja ja... Así que aunque no comprendía, ni lograba encontrarle una razón terminé asumiendo la "tradición" (aunque hoy en día ya tengo una buena razón.. XD)

Toda esta historia nace por algo que me pasó ayer en el gimnasio, mientras entrenaba un chico bastante novato estaba intentando usar una máquina, cometió un error e hizo que se trabara la máquina, si seguía halando se podía arrancar el cable y lastimarse, así que me apresuré a ayudarle a arreglar la máquina, cuando lo hice lo primero que hizo el tarado fue soltar la cadena, por lo que si no fuera porque tenía puestos mis guantes me hubiera quemado las manos con el cable de metal, aún así me corté un poco el pulgar... Lo bizarro fue al levantarme, uando el veo el pecho de la camiseta de él descubro que tenía el una camiseta que decía Salesianos La Salle... Qué extraño, haberme preocupado por un "rival" y de paso casi salgo lastimado, ni siquiera me dio las gracias...

Al final, la lección? Ninguna, simplemente hice lo que hice porque quise, sin importar el resultado, simplemente trajo el recuerdo de esa vieja rivalidad que nunca desaparecerá...

Etiquetas: , ,