Estados de ánimo y el efecto de las redes sociales...

En los últimos tiempos un sinnúmero de personas de repente comenzaron a hablar sobre redes sociales, aparecieron los "Social Media Experts" y demás personajes que aseguran saber cómo aprovechar las "nuevas" redes sociales...  ¿Porqué pongo entre comillas la palabra nuevas?  Simple, las relaciones sociales siguen siendo las mismas desde hace mucho tiempo, y no me refiero a Facebook, ni Hi5, ni cualquier otra de las sitios que se les pueda venir a la cabeza al escuchar "Red Social".

Las redes sociales se refieren a la interacción y la relación entre dos o más personas, una de las charlas del TED Talk dada por Nicholas Christakis llamada "La influencia oculta de las redes sociales" explica como la relación que tenemos con la gente que nos rodea puede llegar a definir la forma en la que actuamos, como reaccionamos y hasta nuestro estado de ánimo.

Parte de lo que se expone en la charla es que formamos círculos de personas "alegres" o "tristes", nos convertimos en imanes de personas similares a nosotros, teniendo personas "intermedias" en los bordes que son los nexos con los otros grupos de personas... Es decir, si nosotros mantenemos un buen ánimo, sonreímos y somos positivos atraeremos a otras personas igual de positivas, con personas que quizá no son tan positivas en los "bordes" y ellos a su vez se relacionan con otro círculo de amigos que mantienen una visión más negativa.

¿Quiere decir esto que nuestros posibles amigos ya están "pre-determinados"? No necesariamente, si bien nos predispone a llevarnos mejor con cierto grupo de personas, también quiere decir que podemos influenciar o afectar a las personas a nuestro alrededor, generando un cambio que dependiendo de nosotros puede ser positivo o negativo.

Piensen en un ambiente de trabajo, si ponemos a una persona que lo único que genera es pensamientos negativos, se queja de todo y considera que todo está mal, en un poco tiempo lo más probable es que luego de un tiempo termine logrando una de tres cosas, haciendo que lo aislen del grupo, que no le den mayor importancia o lo que es más preocupante, creando un círculo de negatividad a su alrededor y este círculo de personas a su ve puede afectar indudablemente a la organización completa.

No importa el tamaño de la organización, desde una pequeña empresa hasta una muy grande o inclusive un país, lo que se genera a partir de un punto se puede esparcir hasta generar en efecto generalizado.

Si le sumamos el elemento de tecnología, ahora sí incluyendo lo que corresponde a las redes sociales basadas en web (Facebook, Hi5, Twitter, MySpace, Last.FM, etc...) lo que logran es un efecto acelerado para compartir información, pudiendo crear el mismo efecto de círculos de manera mucho más sencilla.

En resumen, debemos cuidar lo que transmitimos a nuestros pares, dentro de nuestro círculo de amigos, familia y trabajo... Sin darnos cuenta lo que logremos a nuestro alrededor puede terminar cambiando a un grupo mucho más grande y definiendo reacciones...

PD: Por si quieren ver el video original, aquí está el link:
www.ted.com/talks/nicholas_christakis_the_hidden_influence_of_social_networks.html

Etiquetas: , ,