¿Se aprende todo en la universidad?

La respuesta quizá no tan obvia, pero sencilla es no, aún así lo interesante es el porqué...  Siendo profesor e inclusive cuando era estudiante algunas veces me preguntaban dónde aprendí a programar, cómo lo hice o inclusive algunos asumían que aprendí en el colegio y por eso se me hizo fácil en la universidad.

Si bien mi carrera es "Ingeniería Informática de Gestión" que está más orientada a la gestión de proyectos tecnológicos, igual que cualquier otra ingeniería, tenemos que aprender las bases antes de poder pasar a gestionar un proyecto, es algo que no se puede sin conocer las bases.  En mi caso, dentro de la universidad siempre fue mi fuerte la parte técnica.  Ahora dónde aprendí la mayor parte de lo que sé... La respuesta es simple... En mi casa...

Para muchos puede sonar descabellado, pero es la verdad en la mayoría de las carreras, si esperamos aprender todo en la universidad y que los profesores nos expliquen todo, creo que la perspectiva está bastante errada... Por una simple razón, no hay suficiente tiempo para cubrir todo, además que mucho conocimiento está cambiando, creándose o siendo modificado a medida que pasa el tiempo...  Y si bien los pensums de las universidades intentan mantenerse al día, necesitan de múltiples revisiones y aprobaciones antes de poder ser adaptados a los programas en curso.

El principal motivador de los estudiantes (de cualquier nivel) debe ser siempre la curiosidad, eso sí se puede lograr en la universidad o en el colegio y creo que es la tarea de todos los profesores, lograr que nuestros alumnos se motiven para querer buscar más información respecto a lo que comprende cada materia, para que de esa forma cada uno pase a profundizar y convertirse en autodidacta.  ¿Se puede lograr con todos los alumnos? Me encantaría decir que sí, pero les estaría mintiendo a todos y a mi mismo, pero me alegro cuando de 10 alumnos, al menos 2 o 3 se quedaron con la inquietud y comenzaron a preguntar dónde conseguir más información.

De mi experiencia personal, en el colegio decidí tomar la especialización de informática por una simple razón... Era lo que quedaba... Fue por descarte, la lógica que apliqué a los 15 años fue: Físico matemático no puedo ser porque me aburren las matemáticas y odio la física, Químico Biólogo tampoco porque veo sangre y me desmayo, Sociales, no me gusta (aún cuando el orientador vocacional dijo que era lo recomendable para mi)... Así que lo único que quedó es informática, así ingresé, por descarte...

Muchas personas creen que yo era el típico nerd que se la pasaba trasteando con un computador y al momento de elegir especialización lo hice por eso, pero la verdad es que al escoger la especialización ni siquiera tenía un computador, apenas había utilizado el de un par de amigos que sí lo tenían en casa y en las clases de computación de la escuela (que la mayor parte de las veces los utilizábamos para jugar), recién al segundo año de estar estudiando la especialización mis padres me compraron uno (que eran muy costosos en esa época).  De hecho, al ingresar a la carrera todos mis compañeros ya sabían algo de informática, casi me parecía que hablaban en chino, pues no sabía nada de lo que se referían.

Debo confesar que los primeros meses la pasé fatal, me costaba entender, especialmente cuando no podía ni siquiera practicar a menos que fuera y pidiera prestado un computador, pero al final decidí que iba a lograrlo, que no me iba a dejar vencer (más que nada porque siempre he sido muy testarudo).  Al final no sólo logré aprender, pasé a ser uno de los mejores alumnos, de hecho al graduarme fui el 3ero de la clase... Y no me molestó para nada ser el 3ero, pues los dos primeros puestos eran de dos grandes amigos.

Lo que gané en esa época fueron las ganas por aprender, especialmente cuando no teníamos las mismas facilidades que hay hoy en día, apenas se estaba comenzando a utilizar internet, no era fácil tener acceso y todo lo que había eran libros sueltos, material disperso y manuales a medio talle.  Con el crecimiento de Internet lo que antes me tomó meses, ahora se puede lograr en cuestión de semanas o a veces días (menos de eso no sería sano porque necesitamos descansar).

Es indudable que tanto escuelas, colegios y universidades pueden y deben entregar las bases de lo que aprendemos, aunque no tengo ningún número estadístico en el cual basarme me atrevería a decir que lo que podemos aprender en la Universidad es apenas el 40% de lo que utilizaremos en el día a día y en nuestro trabajo, pero ese 40% debe ser suficiente para que podamos aprender el resto por nuestra propia cuenta.

Creo también que lo importante es que no se debe enseñar teorías y conceptos, sino enseñar a aprender y entender, esto es muchísimo más útil que cualquier teoría, pues permite que podamos adquirir nuevo conocimiento y solucionar problemas de manera más sencilla.

Por ello cuando me preguntan dónde puedo tomar un curso de "X" cosa, ¿dónde aprendiste tú?  Mi respuesta casi siempre es, en mi casa, leyendo mucho...

Etiquetas: ,